martes, 21 de agosto de 2012

Adiós Abogatti...RIP


Lo conocí más o menos, por el 84 , 85, cuando andaba yo por los 17 años...
Él ya tenía algunos más, su vida hasta entonces había ido dando bandazos...
Su niñez, aunque él no era de los que contaba mucho, creo fue buena, pues vivía en una familia religiosa, (TJ), con sus leyes, sus reglas y costumbres, que, de no salirte del carril todo va bien, pero llegó a su mayoría de edad y con unas ganas locas de conocer otro mundo, y vivir la vida más allá de lo que hasta ahora conocía...y descubrió un día, lo que era salir a divertirse... y entonces cambió todo...
Era una buena persona, amigo de sus amigos, se notaba que debido a lo ocurrido en su vida, carecía de cariño, que tal vez esa ruptura con su familia lo dejó tocado. Nos contaba que no podía comer en la misma mesa que su familia, que él comía aparte y todo por querer ser libre, pues hasta ahora no había dicho no nunca. Todo cambió ese día, ese día en el que la oveja no sigue el rebaño, ni al pastor... 
Su mirada era triste, pues aunque riera, se le notaba falto de cariño, nunca conocí a sus padres, pero tampoco me hizo falta, pues quien trata a su hijo así, no se merece respeto por mi parte.
Solía hacer amigos con facilidad, pues era amigo, buen amigo de todo aquel que le daba un poco de afecto.
Conviví con el solamente unos años, pero en ese poco tiempo, le cogí afecto, me demostró que me apreciaba, nunca me dejó mal, ni me dejó tirado, nunca habló mal de mí, y eso que a veces lo puse a prueba. Le gasté alguna que otra broma pesada, la verdad es que a veces fui un poco cabrón con él, pero aún así, nunca me lo reprochó, pues no lo hice de mala fe... y hasta que él se fue de mi vida, siempre me consideró un buen amigo.
.
En la foto el Abogao o Abogatti, es el de la derecha.

Estuvo con nosotros unos años, luego, decidió marcharse a vivir aventuras, pienso que era muy capaz, pero también, que no estaba preparado, que no era lo suyo, no iba con él y que al final no pudo retroceder, no supo o no quiso ...

El caso es que creo que él se cansó...que no fue capaz de seguir viviendo como vivía o lo que vivía, y que terminó con su vida de la única manera que supo. ( Es lo que yo creo, pero a lo mejor estoy equivocado).
El caso es que él se fue al otro barrio, y nosotros sin saber de él en años, y nos hemos enterado hace poco de lo  sucedido.
Nunca se me pasó por la cabeza que terminara así, él conocía mundo, nos informaban de sus andanzas, amigos que habían estado con él, cuando nos comunicó que se iba, le regalé mi chupa de cuero, que para mí era todo un símbolo, sabía que a él le gustaba y que tarde o temprano iba necesitarla, luego me dijeron que la vendió, pero aunque me supo mal, no se lo tuve en cuenta y más ahora, que se que se ha ido...

Solo decirle, que me alegro de haberle conocido y que creo que lo pasamos muy bien juntos...descansa en paz Abogao



5 comentarios:

  1. bonita descripcion colega, fue un buen amigo mio y me ha gustado como lo describes
    Un abrazo para ti y otro para el alla donde este

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eras buen amigo de él, te considero amigo mío...un abrazo para ti y unas birras a su salud...un saludo

      Eliminar
  2. Muy bonito Sango, un brindis por el abogao, una gran persona que no supo valorarse lo suficiente. Amigo de amigos eso es cierto. Una pena que acabe su historia así, por la parte que me toca mis narraciones de sus aventuras lo pondrán en buen lugar. Abrazos donde estés.
    Pepe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un buen tío, quizás fue un manso cordero en una tierra de lobos...todos lo recordaremos como fue...un buen colega.

      Eliminar
  3. ostias "el abogado" que tarde me entero, pero nunca es tarde para mandarle un abrazo.....joooooooder me brillan los ojos.... ..... .. . . . . . . . - . . , -.- .

    ResponderEliminar